Convenios en el Outsourcing: Situación actual

Compartir:

La externalización de servicios está ampliamente avalada por el estatuto de trabajadores como así se indica en su artículo 42 y 84 (Subcontratación y Concurrencia de Convenios)

Pero desde hace varios años nos encontramos en una encrucijada legislativa, con varias aristas que es necesario mencionar:

  • No se define claramente la aplicación de una misma norma laboral común a todo los outsourcers que operan en el mercado.
  • Obviamente esto supone una situación de aplicación de diferentes condiciones y niveles salariales, según el criterio de cada empresa de outsourcing. Esto se traduce en una malévola realidad; los outsourcers menos responsables, buscan su competitividad en base a un precio hora trabajador “baratos”, se busca una falsa competitividad, muy vinculada al corto plazo y que no tiene en cuenta la complejidad operacional del proceso a abordar.
  • No hablemos del riesgo legal que supone este tipo de planteamientos, ya que se vulnera la asunción de riesgo empresarial, por parte de la empresa de externalización; al final se ceden personas, no se gestionan verdaderamente los procesos.
  • Aplicación de convenios y negociación colectiva. Es difícil de entender: un convenio colectivo puede ser de sector, o puede ser de empresa; al mismo tiempo puede ser estatal o provincial; o incluso en una provincia puede que no exista un convenio de sector y en otra sí; incluso existe competencia entre comunidades como vemos en el sector logístico. Algunos ejemplos son el convenio logístico de Madrid si lo comparamos con Toledo (cabe destacar Seseña), o Guadalajara (Azuqueca, Alovera o Cabanillas en entre otras poblaciones). Se alienta de esta forma, una inversión de empresas logísticas basada en una atractiva diferencia salarial, y se genera al mismo tiempo una demanda de empleo en núcleos de poblaciones que, en muchos casos, son incapaces de absorber.

Necesitamos una solución a todas estas problemáticas, que claramente provocan una mala praxis empresarial, es necesario una legislación que aborde y solucione dicha situación.

Como compañía multinacional dedicada a la externalización de procesos en diferentes ámbitos, en Avanza Outsourcing Solutions sabemos que, a la hora de invertir, elaborar proyectos, y por tanto generar empleo y riqueza en los diferentes países en los que tenemos presencia, es necesario una estabilidad legislativa y una fórmula de competir y aplicar dicha legislación, clara e igual para todo el sector. Si esto no se cumple, la inversión se paraliza o se desestima, obviamente no se dan las condiciones para operar y competir de una forma justa y estable.

Parece que nos acercamos a una sectorialización en la aplicación de convenios, pero desde hace años, no se acaba de materializar dicha legislación. Es muy probable que a corto plazo haya cambios por imperativo legal en ciertas normas laborales relacionadas con la aplicación de convenios con importantes consecuencias en materia salarial.

Es necesario ir más allá, una simplificación de aplicación de normas laborales, uniformidad de criterios, y acabar con este galimatías legal; debemos dar libertad a fórmulas más modernas y libres de acuerdo entre empresarios y trabajadores, asegurando la protección laboral, pero también dando paso a un sistema más orientado a la consecución de la eficiencia y la productividad. Un sistema en el que los trabajadores sean incentivados si llegan a objetivos responsables y motivadores.

Debemos dar libertad a fórmulas más modernas y libres de acuerdo entre empresarios y trabajadores, asegurando la protección laboral, pero también dando paso a un sistema más orientado a la consecución de la eficiencia y la productividad. Click To Tweet

Para ello, es necesario que un outsourcer base su propuesta de valor, en ser más eficiente que su cliente en la gestión de un proceso no principal, aportando valor, flexibilidad, y finalmente mejora de costes; no se trata de tener trabajadores baratos, si no en trabajadores bien formados, eficientes y capaces de proponer mejoras en su día a día. De esta forma seremos capaces de “adelgazar” los procesos y gestionarlos de una forma más inteligente.

Es necesario que un outsourcer base su propuesta de valor, en ser más eficiente que su cliente en la gestión de un proceso no principal, aportando valor, flexibilidad, y mejora de costes; no se trata de tener trabajadores baratos. Click To Tweet

Para ello es fundamental invertir en una capa de operaciones/ingeniería, que asegure dicha inteligencia operativa, a través del apoyo y monitorización a los mandos intermedios y empleados de base, trabajando en una dinámica de desarrollo de indicadores de productividad y calidad (KPIs y SLAs), y el tan nombrado y poco aplicado Lean M.

En definitiva, simplificar las normas laborales, y adaptarlas a una realidad profesional y empresarial muy diferente a la de hace décadas, que se mueve más por resultados que por horas presenciales en el puesto de trabajo.

Las normas laborales deberían ser simplificadas y adaptadas a una realidad profesional y empresarial muy diferente a la de hace décadas, que se mueve más por resultados que por horas presenciales en el puesto de trabajo. Click To Tweet

 

Felipe Sánchez Linares  

Sales Manager. División de Industria & Logística

en Avanza Outsourcing Solutions

Compartir: