Cada organización debe encontrar las prácticas que mejor se adapten a sus necesidades, aportando valor al Cliente, creando servicios diferenciales, mediante la utilización de la Inteligencia Artificial. Hoy en día vivimos una constante disrupción tecnológica, la aceleración de la digitalización, la democratización de la información y la Inteligencia Artificial (IA)